La vuelta de Charly García [off topic]


Visita Ubuntronics en Facebook. Dale 'Me gusta' y recibe todas las publicaciones.

Luego de su recuperación, el genial músico ya tiene fecha para su regreso: en septiembre realizará una gira por América Latina y el 23 de octubre festejará su cumpleaños 58 con un recital en el estadio de Vélez.

Con la banda ensayando cuatro horas, un nuevo disco y fechas casi confirmadas, Charly García volverá al ruedo artístico luego de más de un año de recuperación y desintoxicación. Y será un regreso inolvidable: como es su costumbre, festejará su cumpleaños 58, el 23 de octubre, con un gran recital en el estadio de Vélez Sársfield, en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde julio, Charly García viene ensayando cuatro horas por día con su renovada banda: al fiel trío de músicos chilenos que lo venía acompañando en los últimos años -el guitarrista Kiuge Hayashida, el baterista Toño Silva Peña y el bajista Carlos Ludwig González-, se sumaron los históricos Hilda Lizarazu en voz, el "Zorrito" Fabián Quintiero en teclados y el "Negro" Carlos García López en guitarra, quienes desde fines de los '80 hasta principios de los '90 fueron parte de "Los Enfermeros", una de las mejores formaciones que lo secundó.

El genial músico se muestra animado y renovado: con evidente peso ganado y de buen semblante, presentará su nuevo tema –aún desconocido- el viernes 7 de agosto en simultáneo en varias radios. Según adelantó la revista Rolling Stone, su vuelta se iniciará con una gira latinoamericana que arrancaría en Perú. Y en su repertorio incluiría canciones de sus primeros y memorables discos solistas, como Yendo de la cama al living y Clics modernos.


Biografía
Carlos Alberto García Moreno nació el 23 de octubre de 1951. Músico descomunal y prodigio, comenzó a tocar música clásico en el piano a los 5 años y a los 12, ya era profesor. Con su característico oído absoluto, García hizo estragos en la historia de la música argentina, siempre renovándola, subvirtiéndola, enriqueciéndola. Y siempre con una actitud dual, provocadora y querible, lúcida y a la vez inentendible, transgresora pero dócil, única pero oscura. Si bien su hábitat natural es el rock, Charly es de los que han pasado al altar de grandes músicos populares, esos que forman parte del, como se llama una de sus canciones más memorables, inconsciente colectivo.

En 1967 conoció a Nito Mestre en la escuela secundaria y juntos fundaron Sui Generis, uno de los dúos esenciales de los comienzos del rock en la Argentina. Ya allí García demostró su soberbia capacidad para crear canciones que amalgamaban a la perfección música y letra. Con composiciones de apariencias simples pero a la vez complejas, supieron retratar el estado adolescente de un país bajo dictaduras militares.

En 1975, luego de dos multitudinarios conciertos de despedida, Sui Generis se separó, aunque sus integrantes siguieron un año más con la formación Porsuigieco, junto a León Gieco, María Rosa Yoria –primera esposa de Charly y madre de su único hijo Miguel- y Raúl Porchetto. Entre 1976 y 77, García se entretuvo con una genialidad que introdujo el rock progresivo en el país, conocida como La Máquina de Hacer Pájaros, compuesta también por Oscar Moro, José Luis Fernández, Carlos Cutaia y Gustavo Bazterrica,

En 1978, Charly García, David Lebón, Oscar Moro y un adolescente Pedro Aznar formaron Serú Girán, una de las mejores bandas de la historia de la música rock en la Argentina. Hasta su separación en 1982, crearon verdaderas joyas artísticas, mezcla del virtuosismo de sus músicos, un Charly García inspiradísimo y técnicas de grabación inéditas para el país, que le otorgaron un carácter único. En 1992 volvieron a reunirse, con disco nuevo y multitudinarios recitales.

La etapa solista de García comienza en 1982 y fue perfecta hasta mediados de los 90. Tuvo todo lo que una figura legendaria de la música necesita para entrar al panteón de los clásicos indiscutidos: sonidos siempre nuevos y vanguardistas, melodías y ritmos únicos y pegadizos, una poesía compleja pero directa, canciones adoradas por todas las generaciones, bandas conformadas por músicos insuperables –vale destacar que reconocidos artistas como Andrés Calamaro o Fito Paéz surgieron bajo el manto creativo de Charly- y una actitud pública que combina intervenciones comprometidas, escándalos varios, transgresión constante, pero con un aura que lo convirtió en un personaje irresistible.

Desde mediados de los 90 hacia acá, sus estruendosas participaciones públicas fueron ganándole terreno a su capacidad artística, y sus sucesivos desenfrenos –agresiones al público, destrucción de hoteles, suspensión de recitales y hasta un salto ornamental desde un noveno piso hacia una pileta que aún hiela la sangre- y su deterioro físico –delgadez extrema y artrosis en sus manos- generaron un manto de oscuridad sobre su arte, despertando reticencias y rechazos.

Es por ello que luego de más de un año de recuperación, este esperadísimo regreso es más que una buena noticia. Es la alegría y el alivio que produce verlo recuperado físicamente, y la emoción de saber que Charly García sigue ahí y que es capaz de regalarnos otra genialidad.

Vía: www.argentina.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada